Política

Referéndum multitemático para Costa Rica

En los años 2002 y 2006, se realizaron importantes modificaciones en el ordenamiento jurídico que facilitaron la utilización del referéndum como una herramienta de democracia participativa en la aprobación de políticas públicas en el país. Esta metodología se empleó una única vez, en octubre de 2007, para la aprobación del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre nuestro país, Estados Unidos, los países de Centroamérica y República Dominicana. Si no se hubiera recurrido a esta herramienta democrática, es probable que el TLC y las consecuentes aperturas de mercados antes monopolizados en sectores como los seguros comerciales y las telecomunicaciones inalámbricas, no hubieran sido aprobados.

Actualmente, se enfrenta una situación similar en cuanto a propuestas de política pública que, debido a la polarización ideológica y emocional existente, parece improbable su aprobación en la Asamblea Legislativa durante lo que resta de esta Administración.

Por esta razón, se sugiere que el Poder Ejecutivo considere la implementación de un referéndum multi-temático, lo cual requerirá del apoyo de al menos 29 diputados en la Asamblea Legislativa. Cabe destacar que ciertos temas están excluidos de este tipo de consultas, como son los proyectos de ley sobre materia presupuestaria, tributaria, fiscal, monetaria, crediticia, de pensiones, seguridad, aprobación de empréstitos y contratos, o actos de naturaleza administrativa. Los temas que podrían considerarse para un referéndum incluyen:

  • Flexibilización de jornadas laborales (4 días de trabajo por 3 de descanso).
  • Armonización del mercado eléctrico nacional.
  • Eliminación de la obligatoriedad de comprar alimentos al Consejo Nacional de Producción.
  • Supresión de tarifas mínimas de honorarios profesionales.
  • Explotación de oro en el distrito de Cutris, área de Crucitas.
  • Venta de activos estatales como el BCR y el BICSA.
  • Eliminación desconcentración máxima en diversos órganos del MOPT, MINAE, MAG y el Ministerio de Cultura.
  • Modificación de la ley para la contratación administrativa con el fin de construir la Ciudad Gobierno.
  • Modificación de la ley de JAPDEVA para permitir una alianza público-privada en la construcción y operación de una marina y terminal de cruceros.
  • Explotación de gas natural.


Es importante señalar que no se propone ninguna reforma constitucional, ya que el marco jurídico solo permite referendos sobre reformas constitucionales que hayan sido aprobadas al menos en un primer debate de primera legislatura, y actualmente no hay reformas de esta índole en consideración.

Si el Poder Ejecutivo decide avanzar con la realización de un referéndum sobre estos temas y consigue el respaldo necesario, es posible que este se lleve a cabo a finales de este año o a principios del siguiente.

Este enfoque representaría una oportunidad significativa para involucrar directamente a la ciudadanía en decisiones clave, potencialmente superando bloqueos políticos y contribuyendo a un mayor diálogo nacional.

Autor

Acciones: