Nacional

Los EBAIS privados superan a los de la CCSS

En momentos de crisis, se dice que a veces es necesario tocar fondo para encontrar la fuerza y emergir a la superficie. Esta metáfora refleja perfectamente la situación actual de la Caja Costarricense de Seguro Social y cómo, después de tanto tiempo alertando y discutiendo, finalmente más personas comienzan a reconocer la importancia y los beneficios de la tercerización de servicios.

El concepto de tercerización no es nuevo para el sistema de salud de Costa Rica. De hecho, en el ámbito de la atención básica, específicamente en los Equipos Básicos de Atención Integral en Salud (EBAIS), un 10% opera bajo gestión privada, mostrando resultados significativamente superiores al 90% administrado directamente por la Caja. Esta estructura no solo ha estado en práctica durante casi 35 años a través de cooperativas que operan clínicas de la Caja, sino que también ha demostrado niveles de satisfacción entre los usuarios mucho más altos en comparación con los servicios ofrecidos directamente por la institución.

La experiencia acumulada a lo largo de los años plantea una pregunta crucial: ¿Por qué no ampliar la tercerización más allá de la administración de clínicas y EBAIS para incluir una mayor gama de servicios? La propuesta es sencilla pero potencialmente transformadora: permitir que la Caja subcontrate servicios que no puede proveer de manera eficiente, ofreciendo a los usuarios una lista de opciones entre hospitales, consultorios, clínicas y doctores privados. Esta no solo sería una solución a la congestión y los retrasos en el servicio, sino una manera de asegurar que los asegurados reciban la atención que merecen, oportunamente, con la Caja reembolsando posteriormente el costo de estos servicios.

Este enfoque hacia la tercerización promete no solo mejorar la calidad y eficiencia de los servicios de salud disponibles para los ciudadanos, sino también, potencialmente, revitalizar un sistema que se ha visto constantemente desafiado por la burocracia y la ineficiencia. Es el momento de reconsiderar cómo se entrega la atención médica en nuestro sistema público, y la tercerización podría ser la clave para una Caja más saludable y eficiente.

Autor

Acciones: